El calentamiento deportivo

es un conjunto de ejercicios de todos los músculos y articulaciones ordenados de un modo gradual con la finalidad de preparar al organismo para un mejor rendimiento físico y para evitar algún tipo de contracción muscular o alguna lesión física.

Sus objetivos son:

  • Incrementar la temperatura corporal, la sensibilidad propioceptiva y la estabilidad central.
  • Afinar los patrones de movimiento y el foco mental hacia el entrenamiento.
  • No provocar una fatiga metabolica, psicologica o muscular que impida cumplir con los objetivos de la parte principal del entrenamiento.

Beneficios del calentamiento:

  • Aumento de la temperatura de la musculatura implicada y del organismo en general que en los adultos puede elevarse por encima de los 38,5º
  • Aumento del flujo sanguíneo general y de la musculatura en particular, lo que supone incrementar el aporte de oxígeno y mejorar la eliminación del dióxido de carbono.
  • Aumento del ritmo cardíaco y de la actividad pulmonar, mejorando su capacidad y la utilización del oxígeno.
  • Aumento del rendimiento y la velocidad de la contracción muscular.
  • Mejora de los reflejos y la actividad en los circuitos neuronales en la transmisión de los impulsos nerviosos.
  • Aumento de las capacidades de todos los órganos sensitivos.
  • Mejora del metabolismo general, ordenando las distintas fuentes de energía.
  • Aumenta la capacidad de atención, concentración y procesamiento de la información.
  • Aumento de la capacidad orgánica general, de músculos y de articulaciones.
  • Aumento de la fuerza y la destreza física, con disminución de la tensión muscular, al mejorar la oxigenación e incrementar el aporte de sangre.
  • Aumento de la temperatura del cuerpo y mejora de la viscosidad sinovial para facilitar el deslizamiento articular y muscular.
  • Aumenta la elasticidad muscular y evita distensiones bruscas y desgarros, porque la contracción y relajación del músculo, durante el ejercicio mejora en rapidez y eficiencia.
  • Adapta y mejora el aprendizaje frente a las nuevas circunstancias experimentadas.

Fases del calentamiento:

  • Activación inicial (precalentamiento)
    • movilidad articular
    • sincronización
    • toma de suplementos
  • Cardio coordinativo
  • Activación compensatoria
    • Activación grupos musculares anexos
    • Activación del CORE
    • Compensatrorios
    • Calentamineto dinamico activo
  • Calentamiento especifico

El estiramiento

De forma común se entiende estiramientos como los ejercicios destinados a aumentar la capacidad innata de elongación muscular a fin de vencer y adaptar el reflejo de contracción o reflejo de estiramiento.

Los estiramientos suelen ser ejercicios destinados a tal fin. Estos ejercicios de estiramientos pueden ser organizados por la forma de realizar dicho estiramiento, por el objetivo buscado, por las articulaciones implicadas o por los músculos elongados.

Técnicamente la distinción entre estiramiento y flexibilidad es confusa y difusa. Algunos autores diferencian (Javier solas 2006) por el objetivo final buscado. En el caso de la flexibilidad el objetivo sería la mejora de la movilidad articular y en el caso de los estiramientos será la de mantenimiento de esta movilidad.

Los estiramientos y la ciencia que lo estudia pertenecen al ámbito deportivo general. Algunas capacidades musculares necesitan ser trabajadas en todos los deportes. Ya sean deportes de resistencia de velocidad o de fuerza. Los estiramientos son comunes a todos los deportes, las diferencian estriban en las zonas que más se ha de trabajar o la forma específica de trabajo.

Estiramientos durante el descanso activo:

Aprovecha el tiempo entre series para hacer estiramientos. De todos modos, es un tiempo muerto, y durante el ejercicio, los músculos están más flexibles y reaccionan de modo más favorable.

De hecho, el momento ideal para realizar una rutina completa de estiramientos es inmediatamente después de terminar la sesión de entrenamiento.

Aumenta la flexibilidad , ayuda a que el cuerpo vuelva a sintetizar el ácido láctico acumulado y elimina elementos nocivos de los tejidos musculares. Por este motivo, los estiramientos alivian el dolor muscular.

Beneficios de estirar:

• Reduce  la tensión muscular
• Aumenta los rangos de movilidad articular
• Mejora la coordinación muscular
• Aumenta los niveles de energía
• Retrasa el punto de fatiga muscular
• Mejora el rendimiento general en la vida diaria, en los deportes, y en otras actividades
• Mejora postural
• Proporciona relajación mental y bienestar psicológico
• Agrega variedad, diversión y satisfacción a tu programa habitual de ejercicios
• Aumenta la temperatura de los tejidos y el aporte sanguíneo
• Mejora la circulación venosa y linfática
• Previene los calambres musculares o los alivian en caso de
haberse producido
• Alivia el dolor producido por las contracturas musculares y
previenen su reaparición.

La masa muscular y los tendones con la inactividad y con la edad van perdiendo “fuerza”. En el caso de de la masa muscular lo que se pierde es materia. En los tendones lo que se pierde es fuerza y flexibilidad. En las articulaciones se pierde capacidad de lubricación.

Realizar estiramientos todos los días nos puede ayudar a controlar la pérdida de masa muscular y a mejorar mucho la fuerza y la flexibilidad de los tendones. Así como mejora la capacidad de lubricación de las articulaciones.

Un mayor campo de acción de nuestras articulaciones nos permite aumentar nuestra calidad de vida directamente, sobre todo a ciertas edades en que la rápida pedida de movilidad reduce el número de cosas que se pueden hacer.

Quizás un adulto no se encuentre en muchas situaciones en las que un campo articular corto le impida realizar alguna tarea. Pero con solo darse un paseo por el campo por ejemplo, uno puede apreciar el trabajo que le cuesta superar un pequeño muro por poder levantar la pierna a cierta altura. O la misma dificultad de salir de una piscina si no es por una escalera. Son momentos en los que hace falta tanto fuerza como flexibilidad para poder realizar dicho gesto.

Reducir las contracturas

Tanto jóvenes, adultos o mayores, las contracturas musculares ocasionadas por malas posturas, estudiando, trabajando o viendo la tele con el tiempo pueden generar en contracturas.

¿Qué causa las contracturas? “La contractura muscular puede ser un síntoma de una enfermedad que subyace, como la artrosis, las hernias discales o las protusiones. En otras ocasiones la contractura muscular es la propia enfermedad en sí misma, sin ninguna otra alteración de base que la favorezca. En estos casos la enfermedad suele deberse a malas posturas mantenidas o a esfuerzos repetidos.                                                                                “Stephan Meschian. http://www.cirugiaarticular.com

Reducir los dolores posturales

Cuando una persona pasa muchas horas de pie, por ejemplo, ciertos grupos musculares realizan un gran trabajo manteniendo la postura y el equilibrio. En muchos trabajos se les exige a los trabajadores y trabajadoras que pasen un gran número de hora en posición bípeda. Estas horas en muchas ocasiones supera las propias de un deportista de competición. Estos músculos con los años cogen una resistencia extraordinaria. Pero a diferencia de un deportista que realiza largas sesiones de estiramientos los trabajadores no suelen realizar ningún estiramiento.

¿Qué pasa con el paso del tiempo:? Que estos músculos se agarrotan y se acortan. Al igual que le pasaba a los antiguos culturistas. Con el paso del tiempo cada vez se vuelven más resistentes y fuertes pero más cortos y menos flexibles. Hasta que se rompen. . Los músculos para su correcto funcionamiento tienen que ser como gomas, cuando pierden esa elasticidad tarde o temprano empiezan a romperse. La rotura de algunas fibras no ocasiona ningún problema, pero cuando esta micro rotura aumentan empiezan los problemas.

Muy importante: En las personas que pasan horas en la misma posición, como hemos visto, algunos músculos se vuelven fuertes y resistentes. Pero también sucede un hecho importante, otros músculos, normalmente los antagonistas (contrarios) a los que se ponen fuertes, se debilitan por falta de uso.

Siguiendo con el caso de una persona que pasa seis, ocho o diez horas de pie al día. Músculos como los bíceps femorales, los gemelos o las lumbares se fortalecen y ganan en resistencia pero otros músculos como los tíbiales o las abdominales pierden fuerza, resistencia y masa por falta de uso. Cuando unimos los dos hechos, la pérdida de fuerza de unos grupos musculares y la ganancia de fuerza de otros grupos musculares, el cuerpo pierde integridad y llegan las molestias y los dolores.

Aumentar el rendimiento deportivo

Aunque se escapa a los objetivos de este portal, realizar ejercicios de estiramientos para los deportistas de competición es imprescindible y en muchos deportes la ganancia de flexibilidad está directamente relacionada con los resultados deportivos. Estos deportes son tipo la gimnasia deportiva o artística, natación sincronizada, artes marciales… En otros deportes mantener un alto grado de movilidad articular se hace necesario para facilitar los entrenamientos y evitar posibles futuros problemas. En especialidades deportivas como la natación, el levanta miento de pesas, el fútbol, el tenis…

Contra el envejecimiento

Una de las características principales del envejecimiento desde el punto de vista físico es la pérdida de fuerza y flexibilidad. Ambas conducen a una reducción paulatina de la calidad de vida. Al reducir el espectro de tareas que se puede realizar.

Es fácil observar como personas mayores no pueden levantar el codo por encima del hombro, no por enfermedad o por lesión. Simplemente porque ha perdido fuerza y flexibilidad. También es fácil creer que solo es una cuestión de pérdida de fuerza, pero en realizad es una combinación de ambas.

Cuanto más flexible esta una articulación más fácil resulta llevarla hasta los extremos de su movilidad. Si se dispone de unos ligamentos y vientres musculares flexibles se necesitara menos fuerza para realizar un movimiento de ese tipo.

Realizar estiramientos de los tiempos que hemos aconsejado, estático pasivo y dinámico pasivo mejora tanto la fuerza como la flexibilidad en personas mayores.

La agilidad está estrechamente relacionada con la vejez, y con un poco de esfuerzo y trabajo diario se puede mantener un buen grado de agilidad hasta edades muy avanzadas. El sentirse ágiles y capaces aumenta la percepción positiva del mayor hacia sí mismo y motiva a realizar más tareas en el día, aumentando directamente la calidad de vida.